Cusco, la Roma de América

La ciudad de Cusco, inicialmente conocida como Qosqo. Fue el centro administrativo, cultural, político y espiritual de la región del Tahuantinsuyu. Era desde la plaza principal desde donde iniciaban las cuatro rutas con destino a las cuatro regiones que conformaban el Imperio.

Fundada, según la leyenda, por Manco Cápac y Mama Ocllo. Por orden del Dios Sol, descendieron sobre el lago Titicaca y, clavando una jabalina de oro, iniciaron los cimientos de la que sería luego la capital del Imperio inca. La misma que hoy en día una de las ciudades más reconocidas del Perú y más visitadas a nivel mundial.

A la belleza de sus paisajes, se le suma la importancia de su valor histórico y cultural. La ciudad es tan pintoresca que merece ser recorrida a pie de punta a punta, y descubrir hasta sus lugares más escondidos. Las mejores vistas se logran con tan solo algunos minutos de caminata en subida. Desde aquí podemos tener vistas del casco histórico y tomar las más lindas fotografías

Cusco, la Roma de América

La mejor época para visitar Cusco es entre los meses de mayo a septiembre, que corresponden a la temporada más seca, mientras que los meses de diciembre, enero y febrero son los más lluviosos.

También es importante tener en cuenta que Cusco está ubicada a 3400 metros sobre en nivel del mar. Por esto es que muchas personas son afectadas por el mal de altura, o sorochi. Para esto se aconseja descansar al llegar y así acostumbrar al cuerpo a este cambio de oxígeno.

Cusco, la Roma de América

Entre los lugares más visitados encontramos:

  • El casco histórico, hermoso por donde lo mires. Formado por la pintoresca Plaza de Armas, centro emblemático de Cusco y lugar donde los incas celebraban la Fiesta del Sol. También aquí Francisco Pizarro declaró la conquista de Cusco. La misma está bordeada por la bellísima Catedral, la Iglesia de la Compañía de Jesús, y múltiples locales comerciales y restaurantes.
  • El barrio de San Blas, con sus callecitas típicas llenas de locales de artesanos y artistas. También conocido como el “balcón de Cusco” por las hermosas vistas que este ofrece. Aquí encontramos también el templo y la plaza de San Blas.
  • El mercado de San Pedro, donde se puede degustar comida típica rica y económica. No pueden irse de Cusco sin conocerlo.
  • Templo y Convento de Santo Domingo y Qoricancha, el mismo sobresale entre las edificaciones vecinas por su imponente tamaño y belleza arquitectónica. Ya en sus inicios lucia paredes cubiertas por láminas de oro, ya que aquí se encontraba el templo principal del dios sol.
  • La Piedra de los Doce Ángulos, reconocida por el perfecto ensamblaje de sus esquinas, se ubica sobre la calle Hatunrumiyoc en un antiguo muro inca que fue parte del palacio de Inca Roca.

Cusco, la Roma de América

Cusco, la Roma de América

Cusco, la Roma de América

Encontramos muchas otras actividades y atractivos turísticos para conocer, apreciar y disfrutar. Se ubican tanto en la ciudad como en las afueras. Lo más importante es tomarse el tiempo para aprender sobre cada una de ellas. Sobretodo valorar su importancia como patrimonio de la ciudad, del país y del mundo.

Caminar por Cusco es como recorrer un museo donde en cada rincón, en cada esquina hay historia y cultura.

Cusco, la Roma de América

Un comentario sobre “Cusco, la Roma de América

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.