La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

La preciosa ciudad de Colonia se encuentra al oeste de Alemania y es la cuarta ciudad más grande del país, luego de Berlín, Hamburgo y Múnich. Tiene unos 2000 años, lo que la convierte también en la localidad más antigua. Colonia es famosa por sus museos, monumentos y sitios de interés, conformando así uno de los centros culturales más importantes de la zona.

El casco antiguo de Colonia fue reconstruido luego de ser bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial. En el mismo se destaca imponente la majestuosa Catedral, emblema de la ciudad, ejemplo fiel del estilo neogótico germánico y uno de los motivos por los que llegan aquí cientos de turistas cada día.

Un poco de historia

La construcción de la Catedral comenzó hacia el 1248 y finalizó luego de un poco más de 600 años. A lo largo de su historia la edificación sufrió varias interrupciones. La primera tuvo lugar en el 1500 cuando, debido a problemas financieros, hubo que frenar la obra. Este motivo hizo que por varios siglos se utilizara sólo la parte terminada del edificio.

Recién en el siglo XIX se decidió que su finalización pudiera ser un hecho. El coleccionista de arte Sulpiz Boisserée y el periodista Joseph Görres insistieron al rey Federico Guillermo IV de Prusia en concluir la edificación de la Catedral y revalorizar el estilo neogótico en la ciudad. El 4 de septiembre de 1842 se colocó la piedra inaugural para la reforma y el 15 de octubre de 1880 quedó oficialmente inaugurada. A partir de ese momento, y durante cuatro años, tuvo el privilegio de ser la edificación más alta del mundo, hasta que en 1884 el monumento a Washington en Estados Unidos la desplazó de ese puesto.

Años más tarde, los mismos bombardeos que afectaron el casco histórico en la Segunda Guerra Mundial trajeron aparejados graves destrozos en la Catedral. Afortunadamente su estructura no sufrió daños. Al día de hoy continúan existiendo distintas obras de reparación para mitigar daños causados a raíz de factores climáticos y la contaminación ambiental.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

Obras de arte

La Catedral de Colonia, además de ser una de las más grandes e importantes de Europa, también alberga impresionantes obras de arte. Entre ellas encontramos las siguientes:

  • Relicario de los Reyes Magos: El relicario es una urna que atesora los restos de los tres Reyes Magos. Estos restos fueron trasladados de Milán a Colonia en el año 1164. El relicario se confeccionó entre los años 1190 y 1220 por artesanos de la región. La ornamentación está comprendida en oro y plata con piedras preciosas y semipreciosas.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

  • Vitrales: Toda la Catedral, y respetando el estilo gótico que la caracteriza, presenta magníficos vitrales de colores que son dignas obras de arte. Estos vitrales se crearon dentro de un período de casi 750 años. El más antiguo es del 1200 y el más nuevo del año 2007. Las imágenes muestran a distintos santos, figuras bíblicas y partes de la historia sagrada.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

  • Cruz de Gero: Es una cruz de madera que fue donada por el arzobispo Gero en el siglo X. Originalmente estaba en el centro de la Catedral Antigua, junto a la tumba de su donador. En la nueva Catedral, se colocó en un inicio sobre el altar de la capilla de San Esteban. Años más tarde se trasladó hacia el sitio en donde se ubica actualmente.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

Campanas

La Catedral tiene once campanas. La primera se instaló en 1437 y en 1880 fue remodelada. Cuenta con 3,8 toneladas y es llamada “campana de los tres Reyes”. Otras dos campanas, la Pretiosa, con 10,5 toneladas y la Speciosa, con 5,6 toneladas fueron instaladas en 1448. La más pesada es la campana de San Pedro, que cuenta con unas 24 toneladas. Las campanas de la Catedral se tocan con ocasión de actos festivos y para llamar a las misas que se celebran diariamente.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

Horarios de Apertura de la Catedral

La Catedral se encuentra abierta desde las 06:00 hs a las 19:00 hs de noviembre a abril y de 06:00 hs a 21:00 hs de mayo a octubre.
Tanto el acceso libre como las visitas guiadas se realizan fuera del horario de misa. Las visitas guiadas deben hacerse obligatoriamente con guías oficiales de la Catedral. El máximo de visitas guiadas en simultáneo es de diez grupos de 25 personas cada uno. Con el pago de una entrada se puede acceder a la torre y apreciar las hermosas vistas.

Las dimensiones de la Catedral son sorprendentes: las torres poseen 157 metros de altura, en el interior la longitud es de 144 metros y el ancho es de 45 metros y la nave central cuenta con 45 metros de alto.

La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

La Catedral de Colonia es declarada en 1996 Patrimonio de la Humanidad por UNESCO. Representa una muestra más de la cantidad de atractivos espectaculares que tiene Alemania para sus visitantes. Debido a su cercanía con localidades como Frankfurt, a 180 km, o Bruselas en Bélgica, a 200 km, una escapada para conocer esta bellísima ciudad, con su admirable Catedral y sus preciosos alrededores, es una excelente elección para quienes disfruten de la arquitectura, la historia y la cultura.

2 comentarios sobre “La Catedral de Colonia, una joya alemana a orillas del Rin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.