Pekín, qué ver en la histórica ciudad imperial de China

Pekín, o Beijing, como se transcribe su nombre chino en caracteres occidentales, además de ser la capital de China, es una de sus ciudades más importantes y visitadas del país. Se encuentra ubicada en el noreste de su mapa geográfico y es la segunda más poblada luego de Shanghái.

La oferta turística y cultural que entrega Pekín es enorme y vale la pena dedicar varios días para recorrerla y conocerla con mayor profundidad. A continuación haremos un breve recorrido por aquellos puntos de la ciudad que nos permiten adentrarnos más en sus historia, sus tradiciones y sentir la esencia de este espectacular lugar:

  • Ciudad Prohibida

La Ciudad Prohibida es un complejo arquitectónico donde gobernaron 24 emperadores chinos desde principios del siglo XV y durante aproximadamente 500 años. Se la conoce como Ciudad Prohibida porque todo el recinto permaneció cerrado para la corte y sus súbditos desde 1420 hasta 1949. Durante el recorrido por el lugar vemos grandes y pintorescos patios que permiten el acceso a los pabellones en donde se destaca su arquitectura, típica de la región. En estos pabellones se realizaban las ceremonias oficiales del emperador.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • Palacio de Verano

El Palacio de Verano fue el jardín imperial de varias dinastías. Esta ubicado a 12 kilómetros del centro de Pekín y posee una extensión de más de 290 hectáreas. Fue originariamente construido en el año 1750 y prácticamente destruido en 1860, durante la Segunda Guerra del Opio. Una parte del antiguo Palacio fue restaurada el año 1899 por la emperatriz Cixi, quien además lo usó como residencia temporal de verano a partir de 1901.

El el mismo encontramos el  gran Lago Kunming, que ocupa una tercera parte del terreno. Asimismo vemos los distintos templos, palacios y jardines que conforman el complejo y que lo hacen un lugar único. Entre sus principales atractivos encontramos el Gran Corredor, un pasillo techado de más de 750 metros de longitud, el Barco de Mármol y el Puente de los 17 arcos, entre otros.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • Mercado nocturno de Wangfujing

El mercado se sitúa en el centro de la ciudad y es famoso por su variedad de tiendas y almacenes. Por las noches es aún más concurrido ya que se pueden ver decenas de puestos gastronómicos que incluyen una particular oferta en su menú, entre algunos de sus bocadillos encontramos serpientes, cucarachas, escorpiones, arañas, caballitos y estrellas de mar.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

 

  • Templo del Cielo

El Templo del Cielo, también llamado Tian Tan, fue construido durante el reinado de la dinastía Ming. En este lugar el emperador agradecía al Cielo por los frutos conseguidos y pedía por la abundancia en las cosechas futuras.

El templo cuenta con una superficie de 273 hectáreas en las cuáles se distribuyen diferentes edificaciones dedicadas a rendir homenaje al Dios del Cielo. En los alrededores encontramos un parque muy bonito donde ciudadanos chinos concurren a hacer tai chi, tomar clases de baile, jugar a las cartas y realizar distintas actividades recreativas.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • Plaza Tian´anmen

La Plaza de Tian´anmen es un símbolo de Pekín y de China. Además está considerada como una de las más grandes del mundo. Se construyó en 1949 cuando se proclamó la República Popular de China. Sus dimensiones son impresionantes:  880 metros por 500 metros.

El edificio más importante de la plaza es la Puerta de Tian’anmen, conocida como La Puerta de la Paz Celestial, ubicada al norte. Esta puerta da acceso a la Ciudad Prohibida. Desde aquí también Mao Zedong proclamó la fundación de la República Popular de China en 1949.

Al sur de la plaza se sitúa a la Torre Qianmen, que alberga un museo de la historia de Beijing. Y a los lados este y oeste se encuentran el Museo Nacional de China y el Gran Palacio del Pueblo (sede del Gobierno).

En el centro de la plaza está el Monumento a los Héroes del Pueblo, un obelisco de granito de 38 metros de altura con inscripciones de líderes comunistas chinos. El centro también vemos el Mausoleo de Mao Zedong, en donde yace el cuerpo embalsamado del líder comunista que fundó de la República Popular China.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • Villa Olímpica

La Villa Olímpica es el lugar donde se llevaron adelante los Juego Olímpicos en 2008. Entre las construcciones más conocidas vemos: el Estadio Nacional, construido con forma de nido de pájaro con vigas de acero se entrelazan de forma aleatoria, el Centro Acuático Nacional, lugar de donde se realizaron las distintas competencias acuáticas, y la Antorcha Olímpica, una gran estructura con forma de antorcha donde se alojó la Llama Olímpica durante los juegos.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • Templo de los Lamas

Esta edificación fue Construida durante el siglo XVII para ser el palacio para el príncipe Yongzhen. Años más tarde, en el 1744, se convirtió en monasterio para los monjes lamas. Desde ese momento funciona con fines espirituales y como lugar de estudio de medicina y astronomía para un grupo de monjes.

El Templo de los Lamas es el templo budista tibetano más importante fuera del Tibet. En el complejo además de varios edificios clásicos y preciosos jardines, vemos los enormes quemadores de incienso en donde los fieles colocan las varillas a modo de agradecimiento o de plegaria.

  • Mercado de Seda

El Mercado de la Seda es un inmenso centro comercial de cinco plantas con casi 2000 puestos comerciales. Encontramos todas clases de imitaciones, algunas muy buenas y otras no tanto. Si visitan este lugar preparen sus técnicas de regateo porque se pueden conseguir excelentes precios.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

  • La Gran Muralla

Declarada como una de las 7 maravillas modernas del mundo y con una longitud de 8.851,8 kilómetros, la Gran Muralla es una excursión imperdible para quienes visiten Pekín. En la actualidad casi toda la muralla se encuentra en mal estado, sin embargo, algunos tramos han sido restaurados para que puedan ser transitados por quienes llegan ansiosos a conocer este magnífico lugar.

Una de las zonas más concurridas de la muralla es Badaling. Esta se ubica a menos de 80 kilómetros de la ciudad y fue la primera recibir al turismo en 1957. Otra opción es ir a Mutianyu. Este sector regala vistas maravillosas y, aunque también es uno de las más populares, no hay tanto turismo como en Badaling.

Pekín, la histórica ciudad imperial de China

Conocer Pekín es una experiencia indescriptible, sobretodo el poder vivir en primera persona sus tan arraigadas costumbres y tradiciones. En su viaje por Pekín seguramente no dejarán de sorprenderse de los contrastes entre sus modernos edificios y sus antiguos barrios. Su idioma, su gente, su comida, todo es un mundo nuevo para quienes vamos desde occidente, un mundo tan atrapante como encantador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.