Rumba en chiva, diversión asegurada en Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es una de esas ciudades que no deja nunca de enamorarnos y sorprendernos. No solo nos regala lugares encantadores para recorrer y disfrutar durante el día, sino que por la noche se viste de fiesta y nos invita a pasear por sus calles embarcados en sus divertidas chivas rumberas. Estas prometen baile, copas, risas y un ambiente de alegría y entretenimiento.

¿Qué es una chiva?

Las chivas son buses utilizados como medio de transporte tradicional de Cartagena para transportar pasajeros de un pueblo a otro. En la actualidad, muchas de ellas también se usan para realizar excursiones turísticas diurnas o paseos nocturnos.

Rumba en chiva, diversión asegurada en Cartagena de Indias
Chiva cartagenera

¿En qué consiste la chiva rumbera?

La chiva rumbera es una excursión en la que se recorre la ciudad cuando el sol ya ha caído y comienza la vida nocturna cartagenera. Se hace a bordo de un pintoresco bus sin ventanas, pintado de colores alegres y con llamativos nombres. Incluyen bebidas gratis (con y sin alcohol) y un coordinador que, además de guiar a los pasajeros y explicarle sobre los sitios por dónde van pasando, organiza juegos, rondas de chistes y concursos de canto y baile. Se preocupa de mantener al grupo animado siempre. Dependiendo las empresas, algunas chivas poseen una banda al fondo que va tocando música en vivo durante el trayecto.

El recorrido

Los recorridos suele comenzar a entre las 20:00 y 20:30 hs. Por lo general buscan a los pasajeros por el hotel o se los recoge en puntos de encuentro determinados previamente.

Las rutas suelen comprender un paseo por las calles de Bocagrande, donde se pueden distinguir sus edificios modernos y los distintos locales comerciales y gastronómicos. Luego bordean parte de la bahía de Cartagena y el casco histórico, para apreciar por fuera la torre reloj que marca el ingreso a la ciudad amurallada. Aquí se destacan las callecitas estrechas, los faroles antiguos y la hermosa iluminación de su puente.

Hay empresas que tienen una parada en el Castillo San Felipe de Barajas, otras ingresan directamente al centro hasta llegar a las bóvedas y luego a las murallas. En este momento la gente descienden y continúa en este lugar con el baile al ritmo de la rumba y el vallenato. Suele haber también comidas típicas y más bebidas. El itinerario continúa con la asistencia a alguna discoteca. Cerca de las 12:30 de la madrugada el colectivo regresa a los hoteles. Quienes quisieran quedarse bailando pueden hacerlo pero el regreso ya corre por su cuenta.

El paseo en chiva de por si ya es una excursión super recomendada. Si a esto le agregamos el city tour nocturno, la música y la fiesta obtendremos además el plus de haber vivido una experiencia única. Cada viaje debe tener su buena cuota de risas y diversión. La rumba en chiva es definitivamente una fantástica opción para lograrlo.

Para conocer más sobre los atractivos de Cartagena de Indias te invito a pasar por este enlace:

Cartagena de Indias, amor a primera vista

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.